Top

El crecimiento de la población favorece el desarrollo

19 abril 2009

El crecimiento de la población, lejos de ser un freno para el desarrollo, lo alimenta y lo favorece.  Es curioso que la población es vista en el inconsciente colectivo como un obstáculo para un mayor desarrollo económico y social, en vez de como un elemento fundamental para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y el desarrollo sostenible.

Es una pena que la misma organización que lanzó los ODM hace quince años, está dando prioridad al control de la población para asegurar que los pobres acepten sus disposiciones, en lugar de centrarse principalmente en sus compromisos con la educación, la atención sanitaria básica y al acceso y el uso del agua.

En el pasado, muchos demógrafos y políticos advirtieron que un crecimiento de la población mundial supondría una “carga agobiante” para el mundo con terribles consecuencias como la falta de alimentos, el hambre en masa, la destrucción del medio ambiente y conflictos por los recursos. Quince años después, el crecimiento de la población ha empezado a disminuir y la producción de alimentos aumenta hasta el punto de sustentar a una mayor población e incluso destinarse a la producción de combustible.

En este contexto, resulta casi irónico que la destrucción del medio ambiente la estén provocando en primer lugar los estados con bajas tasas de crecimiento y que los países desarrollados estén apoyando el aumento de la población nacional mientras trabajan para reducir la de los países en vías de desarrollo.

Los expertos consideran los mayores índices de natalidad de África de las últimas décadas, de gran utilidad para asegurar una fuerza de trabajo en el continente capaz de proporcionar un beneficio sin precedentes en términos económicos en las regiones donde el envejecimiento de la población introduce crecientes desafíos económicos.

Con el fin de aprovechar esta oportunidad, para África y en el fondo para el mundo entero, es  necesario un mayor compromiso para proporcionar asistencia económica e inversión en capital humano e infraestructuras para apoyar ese crecimiento.

Por este motivo, los programas de financiación que se centran en la reducción de la población en lugar de en la promoción de un entorno propicio al desarrollo frenarán el logro de los ODM.

La estabilización de la población y la necesidad de promover el desarrollo son asuntos serios,  la cuestión del desarrollo mundial debe centrarse en primer lugar en los programas y los valores que apoyan el crecimiento personal y social.

El acceso a la educación, las oportunidades económicas, la estabilidad política, la asistencia sanitaria y el apoyo a la familia deben seguir siendo la base para lograr los ODM. A lo largo de la historia, estas prioridades han representado la plataforma para el crecimiento económico y social, favoreciendo también la paternidad responsable.

Compartir:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Technorati
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Mixx

Commentarios

¿Tiene algun comentario?





Bottom